Publicidad
 
 
   
Publicidad

La Materia Oscura - Philip Pullman

La Materia Oscura es una trilogía de literatura fantástica escrita por el inglés Philip Pullman. No conocí esta novela hasta el año anterior cuando le pedí a mi sobrino escoger un libro como regalo de cumpleaños (tengo muy poco talento para dar regalos): estuvo en la librería dando vueltas de un lado a otro y me sorprendió cuando lo vi acercarse con un libro gordo, de unas 400 páginas. Era la primera parte de esta trilogía. Lo ojeé un poco, el título La Materia Oscura, el nombre Luces del Norte. En la contracarátula aparecían los otros dos libros (La Daga, y El Catalejo Lacado). Le miré el precio, algo costoso, pero no soy tacaño cuando de literatura se trata. Le pregunté si quería los tres y dijo que sí. Aunque no estuve seguro de si los leería, mi plan macabro era que yo si lo haría.

Y así fue. Mi sobrino, muy celoso, me los prestó uno a uno y desde que empecé a leerlos, no pude parar.

Se trata de una novela con una velocidad de narrativa que me recordó a J.K. Rowling con su saga de Harry Potter (no relaciono las dos historias) y sobretodo con una noción muy templaria de la religión, la Autoridad y el Regente que me obligó a releer por pedacitos el Péndulo de Foucault de Humberto Eco (excelente libro, por cierto).

Sin embargo, las tres influencias literarias más significativas en La materia oscura (reconocidas por el propio Pullman) son el ensayo En el Teatro de las Marionetas de Heinrich von Kleist; la obra de William Blake; y, la más importante, El paraíso perdido de John Milton, del cual proviene el título de la trilogía, así como muchas de sus ideas principales.

El primer libro tiene un buen inicio, aunque a mi gusto personal, un poco flojo. Pero pobre del que pase las 10 primeras páginas, pues seguramente queda condenado a no soltarlo hasta que termine. Al menos para quienes son amantes de la literatura fantástica.

El narrador omnisciente fue muy bien logrado, aunque por ahí en algún párrafo lo encuentro dirigiéndose al lector (algo muy poco común en este tipo de narradores). La historia es fuerte y muy bien contada, incluso algunas genialidades del narrador la hacen por momentos cómica y otras veces dramática. Pero resalto por encima de todo la belleza y fluidez de la narrativa, la acción y suspenso en cada capítulo. Un narrador muy ameno.

Algo no me gustó: muy poco fuerte la intervención y la muerte de la Autoridad (el dios) y el Regente (en la tercera parte de la novela). Esperé mucho más de parte de estos dos personajes que en el tercer libro formaron el eje y la excusa esencial para los puntos de giro. Por ahí fueron nombrados, por ahí tuvieron su partecita, pero muy deplorable.

Fabulosa la integración entre los mundos, entre el mundo de Lyra, el de Will... El subtexto de los personajes. Los lazos fuertes de amistad, lealtad y amor. También los moralismos y antimoralismos de cada personaje, donde ninguno fue tan bueno como para ser santo, ni tan malo como para ser villano (cosa que no sucedió con la versión cinematográfica del primer libro: Muy hollybudesco).

Excelente la visión de la historia sobre el papel que desempeña la religión, el dios, el demonio. Una muy buena cara, autodedicada, para quienes tengan una visión muy poco orotodoxa en este delicado tema.

Por otro lado, el tercer libro contiene algunos epígrafes fascinantes. Entre ellos resalto:

"Los huesos del caballero ya son polvo, y su fiel espada se oxida. Ojalá su alma se halle entre los santos." S.T. Coleridge.

"...Sobre la mesa pesa una sombra, como cuando al medio día una nube envuelve el poderoso sol." Emily Dickinson.

"Una verdad referida con mala fé, es peor que todas las mentiras." William Blake.

"Mientras volaba en silencio volvió la vista atrás, como si le persiguiera su miedo." Edmund Spenser.

"Ha llegado el cumpleaños de mi vida. Mi amor ha venido a mi." Christina Rossetti.

Y bien, no les hablo de la historia como tal, por un lado para no lidiar con asuntos de copyright y por otro que lo leean.

Opina sobre este artículo...

     
     
     
    Publicidad
     
     
     

     
     
     
     
       

    Acerca de...

    Ricardo Delgado

    Habiendo nacido en una era digital y dedicando mi vida al diseño y a la enseñanza de la informática, la literatura apareció en mi vida desde antes de nacer. Aquí dejo cositas escritas, le dejo el turno a las palabras que son testigo, aquí comparto algo de mi doble vida, de mi doble identidad.

     
     

    Artículos relacionados

     

    En línea

    Tenemos 125 visitantes y ningun miembro en Línea

     
     
     
     
     
     
    Inicio | Literatura | Opinión | Joomla | Videos | HTML y Diseño | Páginas amigas | Blog | Contacto
     
     
         
    Diseño: Administración: Licencia: